Tango

"Tango y Futbol"

http://www.tangocity.com/noticias/10609/El-Futbol-en-el-Tango.html


Tango y fútbol son dos pasiones de multitudes, dos aficiones que los porteños y los argentinos en general, tenemos arraigadas en el corazón.

Ambas pasiones están muy arraigadas en el corazón porteño. Entrando en la historia propiamente dicha, es cuando en 1900 se funda el glorioso Alumni, y de esa década serán los tangos El Choclo, El Porteñito, El Torito y La Morocha, todos de Angel Villoldo, un pionero en la materia. Mientras tanto, el Alumni gana los campeonatos desde el 1900 al 1912, exceptuando el de 1902.

Un “Tigre del Bandoneón”, llamado Eduardo Arolas, hace su entrada triunfal como compositor de tango con “Una Noche de Garufa”. El Racing Club de Avellaneda ganaría los torneos de 1913 a 1919, denominándose por ese motivo La Academia. Vicente Greco no pudo sustraerse a tal hazaña y en su homenaje compuso el tango “Racing Club”, como luego lo haría Agustín Bardi con su “Independiente Club”.


Entrelazando nuevamente tango y fútbol, es necesario citar a Gardel, quien en su estadía parisina de 1928 visita al Platko, un húngaro que ocupando la plaza de arquero en el club Barcelona, sufrió un gran golpe en la cabeza, y al hospital donde estaba internado fue a visitarlo el Zorzal, que era simpatizante de dicho Club.

Para 1929 hay un tango emblemático, titulado “Largue a esa Mujica”, que Juan Sarcione había compuesto para el sainete de Vacarezza “El Conventillo de la Paloma”, donde nombra a una serie de jugadores de distintos clubes tales como Chiesa, Prato, Recanatini, Stábile y Canaveri, entre otros. 

Tango y Futbol Racing ClubDiremos que éste último fue uno de los más longevos futbolistas, ya que tenía 43 años cuando abandonó la práctica, es así que lo tenemos en el Racing Club de 1913 como en el Independiente de 1928. 

El tango del que hablamos fue grabado por Carlos Gardel, con las guitarras de Aguilar y Barbieri, y anteriormente estrenado por Libertad Lamarque.

En 1931 se inicia la etapa del profesionalismo en el fútbol argentino, teniendo como campeón a Boca Juniors. Por la abultada suma -para aquel entonces-. de $45.000, River Plate adquiere al club Tigre a Bernabé Ferreyra

Dos años antes se disputaba en Uruguay el primer Campeonato Mundial de Fútbol, y presente en las concentraciones estaría Carlos Gardel, quien a decir de Francisco Varallo (único sobreviviente de aquellos años) alentó a los seleccionados de las dos orillas. Sin embargo, por diversas razones no pudo asistir al match final, en donde Argentina cayó derrotada por 4 a 2.

El Zorzal en 1933 graba el tango de Petorossi, Bonano y Fattorini titulado “Mi Primer Gol”. En ese mismo año San Lorenzo de Almagro se clasifica campeón.

Finalizando los años ’30, nuestra música ciudadana atraviesa cierta decadencia, y resucita gracias a un pionero llamado Juan D’Arienzo, quien desde el palco del viejo Chantecler logra resurgirlo con gran suceso, que se acrecentaría en la década siguiente.

En el fútbol tenemos a Independiente que se consagra en los años 1938/39; y cabe destacar la hazaña realizada por su entre-ala derecho, Vicente de la Mata en el partido disputado frente a River Plate el 12 de octubre de 1939, cuando después de eludir a 7 jugadores -incluido al arquero Cuello-, conquista el gol que le valió el apodo de “Capote”.

Entramos ahora a la etapa final de esta cabalgata tanguera-futbolística, y es la década del ’40 fructífera en ambas disciplinas. Las grandes orquestas toman un auge inimaginable hasta la fecha: Aníbal Troilo, que aunque se inicia dos años antes, se consolida para esa época; Miguel Caló y su “Orquesta de las Estrellas”; Osvaldo Pugliese con los cantores Chanel y Morán; Ricardo Tanturi con Alberto Castillo; Angel D’Agostino con Angel Vargas; Carlos Di Sarli, con Rufino; Alfredo De Angelis con Dante y Martel; y otros que si bien no fueron de menor valía que los ya citados, no acapararon tanto las preferencias del público.

Tango y Futbol Estudiantes de La PlataEn el fútbol tenemos a un San Lorenzo campeón de 1946, que no solo deslumbró con la habilidad de sus jugadores a su público, sino que al final de esa temporada viaja en gira triunfal a España, finalizando la misma invicto. 

Al finalizar dichos años el Racing Club de Avellaneda logra la hazaña inigualable hasta esa fecha en el profesionalismo, gana tres campeonatos consecutivos: 1949/50/51.

No podemos pasar por alto a los grandes poetas de la época: José María Contursi, Homero Expósito, Enrique Santos Discépolo y Homero Manzi, quienes hicieron más rico nuestro cancionero con poemas como Gricel, Afiche, Mañana Zarpa un Barco, Malena, y otros de gran categoría. 

Discepolín, el chiquito grande, filmó la película “El Hincha” donde, como nadie, pinta de cuerpo entero la verdadera pasión que despierta en la gente el deporte futbolero, que como en el comienzo puntualizamos, unida a nuestro tango, con auges y declives, está intensamente arraigada en el corazón de nuestro pueblo.

Algunos tangos dedicados al fútbol: “Estudiantes de la Plata” de Francisco Rotundo; “A José Manuel Moreno” de Armando Pontier; “San Lorenzo de Almagro” de Anselmo Aieta; “A Angel Labruna” de Angel Ratti; “Boca Juniors” de Rodolfo Sciamarella; “Bernabé, La Fiera”, de Miguel Padula; “El Taladro”, de Alfredo de Angelis; “Lemita” de Miguel Padula y Francisco Laino.

Fuente: Carlos Jose Fakih.

Separador de Tangos


http://detangoentango.blogspot.com.ar/2011/01/tango-y-futbol-dos-pasiones-encontradas.html


Tango y Futbol Club Independiente Si habrán versiones de tangos, marchas y otros géneros por orquestas típicas y cantores de renombre, para citar en este momento, como ser "Racing Club", "Independiente Club", "El Himno a River Plate" por Francisco "Pirincho" Canaro (1931) con la voz de Ernesto Famá, y porque no tambien "Boca Juniors" (1954) por Miguel Caló con Roberto Arrieta; cruzando el charco tambien hay homenajes como el tango "Y Siempre Peñarol" cantado por Luis Alberto Fleitas con la Típica de "Pirincho" Canaro (mencionando logros y personajes del club en esa década del 50)

Racing Club, entre sus primeras grabaciones podemos citar la del autor y la de Roberto Firpo, registradas en 1913, y la de Francisco Canaro, que corresponde a 1915. Posteriormente lo llevaron al surco entre otros Carlos Di Sarli (1940), Angel D'Agostino (1946) y Rodolfo Biagi (1950).

La versión de Alfredo Gobbi (Hijo) en 1949, quizás sea la más acabada interpretación del tango de Greco. Curiosamente, hay que mencionar la existencia de una grabación en vivo (inédita) realizada en 1941 en Montevideo (R.O.del Uruguay) por la orquesta de Aníbal "Pichuco" Troilo.

Tango y FutbolAgustín Bardi, otro de los grandes compositores de la época, tituló una página bajo el nombre de "Independiente Club", dedicado al "Rey de Copas" o "Los Diablos Rojos", Menos difundido que Racing Club, el tango de Bardi no le llega en calidad artística, como puede comprobarse escuchando el memorable registro dejado por Alfredo Gobbi en 1949. 

Cuatro años después, Héctor Varela reconocido simpatizante de los "Diablos Rojos de Avellaneda" les dedicaría el tango homónimo, y lo registraría para el sello Pampa.

 San Lorenzo de Almagro, el club surgido a la sombra de la parroquia del barrio homónimo, también sabe de tangos que cantan sus hazañas deportivas. En 1923 el bandoneonista Luis Servidio, uno de los hermanos "Balija", le dedica San Lorenzo de Almagro, en homenaje al primer campeonato obtenido por el club de Boedo. 

Cuatro años más tarde, coincidiendo con otro logro de los azulgranas, José Rebolini y Carlos Pesce componen "San Lorenzo". 

Tango y Futbol San LorenzoVale la pena recordar que el ala derecha del equipo campeón de 1927 estaba integrada por Carricaberry y Maglio, este último hijo del mítico "Pacho". 

Otros tangos alusivos al cuadro santo son San Lorenzo de Francisco Caso y Francisco Lío y "El ciclón" de Anselmo Aieta y Francisco Laino, sin olvidarnos de "Azulgrana", hermoso tema instrumental de Osvaldo Requena.

Varias orquestas, como citamos al principio, grabaron tangos en homenaje al equipo de la Ribera. Por ejemplo, podemos citar a Juan D'Arienzo, que en 1946 registró "Azul y Oro" de Eduardo Aguirre, o a José Basso, autor de "Once y uno", llevado al disco en 1952. 

Este tango se refiere a los once jugadores que se encuentran dentro de la cancha y al "jugador número doce", como gráficamente se denomina a la hinchada de Boca. 

Por supuesto debe entrar en esta nómina Boca Juniors de Miguel Caló. Tuvo cierta repercusión la actuación radiofónica de Julio Elías Musimessi, arquero del club xeneize y de la selección argentina, que se presentaba como "El guardavalla cantor". 

El chaqueño, cultivó la música del litoral argentino, siendo su tema más difundido el chamamé Viva Boca, de Américo Cipriano y Eduardo Pauloni, que registró para el sello TK. 

Tango y Futbol River Plate River Plate, es el club con más logros del fútbol argentino, habiendo conquistado 31 campeonatos en la era profesional. 

Figuran las versiones de Francisco Canaro "El Himno Oficial de River Plate" y una de Leopoldo Díaz Velez titulada "Tarzán" en homenaje a Amadeo Carrizo, registrado en los negros redondos por Armando Pontier y Alberto Podestá.

Los platenses también fueron homenajeados por la gente de tango. En 1933, el bandoneonista Horacio Pezzi, en colaboración con Carlos Espíndola le dedican al Club Gimnasia y Esgrima su tango "El Expreso de La Plata", por el Expreso de 1933.


Años después, en 1950, Francisco Rotundo y Ernesto Rossi compusieron "Estudiantes de La Plata", tango instrumental para equilibrar la balanza en la puja futbolera de la ciudad de las diagonales.

Volviendo al año 1928 la típica de Osvaldo Fresedo registra dos tangos con estirpe bien futbolera "Tarasca Solo" (con la voz de Antonio Buglione) y "Ochoíta". ¿Quiénes eran estos representantes de la época heroica del fútbol argentino? Domingo Tarascone, el gran "Tarasca", notable delantero del Boca Juniors de los años '20, Por su parte Pedro Ochoa, "Ochoíta", excelente gambeteador, integró junto a Natalio Perinetti una célebre ala en el Racing Club de aquella época.

Tango y Futbol Huracan En 1933, Miguel Padula compuso dos tangos vinculados al ambiente fútbolero, "El Mortero del Globito" y "Lemita" (Estos 2 tangos grabados por la Orquesta Típica Víctor con la voz de Alberto Gómez), con los que rindió homenaje a destacados jugadores de Huracán y San Lorenzo de Almagro.

El primero de ellos era Herminio Masantonio, delantero que cumplió una larga y destacada trayectoria en el club quemero, por otra parte Jaime Lema, conocido como "Lemita" o "Ratón Mickey", por su corta estatura, ocupó la valla de San Lorenzo de Almagro, campeón en 1933. 

La Orquesta Símbolo Osmar Maderna, dirigida por Aquiles Roggero y el pianista Orlando Trípodi, compuso un tango para la ocasión, al que denominaron "Argentina Campeón"(1955). Ese mismo año fue registrado en el surco con la voz de Horacio Casares.
En 1961 Edmundo Rivero graba "Gol argentino", tema vinculado a la actuación de los seleccionados nacionales. Este tango volvió a ser registrado por él mismo, con motivo del Campeonato Mundial de 1978.

Para ir finalizando podemos citar versiones memorables que dejaron grandes del tango, como ser: "Largue Esa Mujica", "Patadura", "Mi Primer Gol" (Carlos Gardel), "La Número 5" (Alfredo Gobbi con Jorge Maciel - Relatos de Fioravanti), "El Sueño del Pibe" (O.Pugliese con Roberto Chanel - Ricardo Tanturi con Enrique Campos) "Campeones Olímpicos" (Vals) Juan Rodriguez con acompañamiento de guitarras, "Para Vos Chirola" (Hector Varela), "A José Manuel Moreno" (E.M.Francini - A.Pontier), "A Angel Labruna (Francisco Molino), "Nacional" (Puglia-Pedroza con Julio Martel) "Nueva Chicago" (Pasodoble con Roberto Firpo) "El Taladro" (Alfredo De Angelis", "Dale N.O.Boys" (J.Sala - A.Maidal), "Hala Madrid" (Carlos Acuña), "Marcha de San Telmo" (Gabriel "Chula" Clausi), "Himno de Atlanta" (Juan Bava - Carlos Bermúdez) y "Marcha de Platense" (Floreal Ruíz) por citar algunos de los tantos registros realizados con este fin.

Publicado por Oscar Cobian en 1:28

Separador de Tangos

Tango y Futbol
El escritor argentino, Jorge Luis Borges, definió al tango como el baile de los maridos afligidos. 

Lo que comenzó en sitios cutres y escondidos, con luces coloridas que le daban la señalización de lo prohibido, se convirtió con el tiempo en el atractivo turístico de las calles de San Telmo. 

Arde Argentina con la Copa América y con el baile, algo que no les decepciona como su selección y se lamen la heridas con el recuerdo de Carlos Gardel y Astor Piazzolla.

“La gente que visita Argentina va a comer carne, ver futbol y bailar tango, son las tres cosas ideales. Además para nadie es tan complicado aprender, en una día sales bailando porque el tango se trata de caminar y abrazarse, se dice que es tan pasional que se define como caminar con una mujer clavada en el pecho”, comenta Laura Muchenik, directora de la Academia de espectáculos. 

Separador de Tangos

Tango en México.

Existe la tremenda disputa territorial del nacimiento de Gardel, un duelo fuera de las canchas entre Argentina y Uruguay. Muchos historiadores explican que su nacimiento ocurrió en Tacuarembó, provincia uruguaya y que su infancia transcurrió en Buenos Aires, donde tomó la incentiva del canto y el bandoneón del tango.

Los uruguayos no quedaron muy conformes con esto, ya que aunque en su país es muy gustado este género musical, el mundo lo reconoce particularmente para los argentinos. Lo curioso, es que Gardel en realidad fue francés, nacido en Toulouse y muerto en un accidente aéreo en Medellín, Colombia.

El Zorzal criollo, como se le reconocería años más tarde, era un adicto al futbol. Cuenta la leyenda que antes de la primera final del campeonato del mundo de Uruguay 1930, Carlos Gardel asistió al Hotel de la Barra de Santa Lucia en Montevideo para alegrar a los jugadores argentinos, siendo definitivo este golpe para dictaminar, junto a su naturalización, que había olvidado definitivamente su pasado en Tacuarembó.Tango y Futbol

En 1928, le dedicó un tema denominado Sami a Josep Samitier, gran futbolista del Barcelona que lo invitó a un juego en España para ensalzar su amistad. Entre otros grandes tangos que dejó Gardel dedicados al futbol fueron: "Patadura", "Largue ésa Mujica" y "Mi primer gol".

Tango y futbol, que se viven ahora en Argentina durante la Copa América, son dos productos del romanticismo, exaltadores de una realidad lejana que se añora, desde la infancia idílica hasta los esquivos instantes de felicidad.


“El tango se identifica con nuestras raíces. El argentino en realidad siente mucha nostalgia por lo que fue, una característica común, siendo muy quejosos a veces”, relata Muchenik de la Academia Tango en México y prosigue, “las letras son fuertes, es cantarle siempre al amor perdido, a la ciudad que se olvidó, es perseguir lo que nunca pudo ser. 

El tango empezó con los primeros europeos que llegaban a América latina sobre todo en los años 20 donde se hacían los bailes en el bajo fondo como un escape a la realidad”.

Tango y Futbol Hoy en día, el tango es patrimonio de la humanidad. 

En 1978, durante la Copa del Mundo en Argentina y en el epicentro de la salvaje dictadura de Rafael Videla, el tango generó un variopinto paisaje de tres ejes: tangos de contenido futbolístico, letristas y músicos y manifestaciones culturales integradas. 

Sobresalen en aquel evento temas como: Marcha oficial del Mundial de 1978, The hit of Viva el Mundial, Los chicos del Mundial, La copa tiene dueño, La copa es de Argentina, El equipo del Mundial, Argentina te queremos ver campeón y Argentina te llevo dentro de mí.

La presencia del tango en estereotipos futbolísticos se documenta en 47 temas a lo largo de la historia y casi todos los clubes tienen canciones que les legaron grandes músicos.

“El tango tiene que ver con la pasión y no hay nada más pasional en Argentina que el futbol. 

Es otra forma de demostrar la vida de los argentinos, son tremendamente pasionales en el futbol como en el baile. 

Los fines de semana no se habla de otra cosa entre hombres y mujeres porque es algo que se comparte, muy mutuo y el tango lo es igual, es muy sexual, muy caliente, visceral e intenso como el futbol”, corrobora Muchenik con el acento porteño que no pierde a pesar de nueve años de vida en México.


Separador de Tangos

Los clubes del tango


Racing Club recibió su tango de parte de Roberto Firpo. El enemigo acérrimo, del otro lado de la acera de Avellaneda, Independiente, tuvo el suyo denominado "Rey de Copas", de Agustín Bardí, con lo que se acrecentó la rivalidad.

Tango y Futbol Gimnasia y Esgrima Para 1927, José Rebolini y Carlos Pesce le entregaron su himno a ritmo de tango a San Lorenzo de Almagro. 

Para Boca Juniors, Juan D’Arienzo hizo "Azul y oro" y el himno oficial de River Plate lo estructuró el tanguista Francisco Canaro.

Un bandeonista llamado Horacio Pezzi llamó a su amigo Carlos Espíndola para crear juntos "El expreso de la Plata" con toda la devoción para el club Gimnasia y Esgrima.

Pero Uruguay, que también ha manifestado su poder sobre el tango, tiene historias musicales inspiradas en el futbol. 

Tango y Futbol Atletico NacionalEl Club Nacional recibió su tema de José Adolfo Puglia y Edgardo Pedrozza. Gerardo Matos Rodríguez, autor de "La Cumparsita" y fiel seguidor del equipo tricolor, le nació del alma un tema llamado "Nacional para Siempre", con letra de Hugo Bello. 

El rival no se quiso quedar relegado y "Peñarol por siempre" fue una canción compuesta por Julio Esteban Martínez Pirincho, Edgardo Marchese y Reinaldo Yiso.

Tango y futbol no sólo queman las calles de Buenos Aires, sin embargo, desde México hasta Chile, este arte que empezó como una epidemia subversiva y mal vista por la sociedad, tiene cientos de feligreses que la adoptan como propia, sobre todo cuando visitan Argentina.


Separador de Tangos

Para dejar comentarios haz Clic enviar correoArticulo SiguienteVolver al InicioArticulo Anterior

© WebMaster: www.CardosoInformatica.com - OscarJulioNqn