Tango

Instrumentos del Tango



Los instrumentos musicales del Tango

Instrumentos del Tango

 El Bandoneón

El bandoneón es una variación de la concertina alemana, desarrollada con la finalidad de disponer de un instrumento musical portable, apto para ejecutar música sacra en las iglesias, y a la vez muy compatible con los instrumentos de cuerdas, de uso muy extendido enInstrumentos del Tango Alemania en el siglo XIX.

Según algunas fuentes, este instrumento fue inventado por Carl Friedrich Uhlig en Chemnitz, Alemania, probablemente alrededor 1834; pero su fabricación sistemática fue realizada a partir de 1840 por el fabricante de instrumentos musicales Heinrich Band, quien residía en la ciudad alemana de Krefeld. 

Apuntando con su instrumento, entre otros, al mercado francés de la música musette ejecutada en acordeón (acordion), Band posiblemente parafraseó esa denominación, por Band Onion, expresión que aparecía en los instrumentos originales, con el emblema de una lira separando ambos términos, como distintivo de su marca de fábrica; y que castellanizada dio origen a su nombre.

La fabricación de los instrumentos en Krefeld cesó hacia 1850, al parecer a causa del fallecimiento de Band. En 1864, en Carlsfeld, Sajonia, Friedrich Zimmermann estableció una fábrica de lengüetas para armónicas y concertinas, en la cual fueron construidos bandoneones de 130 registros; la que en 1848 pasó a propiedad de Ernst Louis Arnold.

La demanda creciente de bandoneones, especialmente desde Argentina, determinó en 1911 a su hijo Alfred Arnold a fabricarlos en grandes cantidades, produciéndolos con la marca AA. Hasta el año 1930 Arnold habría exportado a Argentina alrededor de 25.000 unidades.

Instrumentos del TangoEl bandoneón llegó al Río de la Plata, especialmente a Buenos Aires, hacia 1870 y su uso fue extendiéndose poco a poco. Su asociación con el tango se atribuye en gran medida a Ángel Villoldo, y sobre todo a Eduardo Arolas, que llegó a convertirse en un virtuoso del bandoneón y que compuso muy numerosos tangos para este instrumento. 

Estructuralmente, consiste en dos cuerpos de madera, en forma de prisma de base cuadrada y lado bastante mayor que su altura, unidos por un fuelle, en los cuales se practican diversos orificios que contienen pares de lengüetas libres, originalmente hechas de zinc, que suenan en forma simultánea con una nota fundamental y una octava, al habilitarse el paso del aire expelido o aspirado por el fuelle, mediante un sistema de válvulas. 

Dichas válvulas son operadas mediante un sistema de levas oscilantes sobre un eje común situado al centro, que se comandan por botones colocados en el otro extremo y son pulsados por los dedos del ejecutante; emitiendo un sonido cada uno de ellos, por lo que para ejecutar acordes deben pulsarse varios botones a la vez.


 Tocando el bandoneón     

Instrumentos del Tango

               

 El cuerpo situado a la derecha del ejecutante — que normalmente toca el instrumento sentado y apoyando el fuelle sobre sus rodillas — contiene 38 registros de los tonos agudos y medios, más una palanca pulsada con el pulgar derecho, que opera un control que habilita la entrada o salida rápida y silenciosa del aire en el fuelle; y el cuerpo izquierdo contiene 33 registros de los tonos graves. 

Una banda flexible colocada verticalmente sobre cada uno de los cuerpos, permite insertar la mano de forma que separando o acercando los brazos se opera el fuelle, al tiempo que los dedos operan los botones. 

A lo largo del tiempo de su fabricación el diseño fue siendo modificado gradualmente, con lo que el número de tonos aumentó hasta 142, llegando a 152 en algunos modelos, con 5 filas de botones en mano izquierda y 6 filas en la derecha. 

El instrumento es terminado mediante una cobertura lustrada generalmente de color oscuro o caboa, en la que se realizan incrustaciones nacaradas decorativas, de color blanco, entre las que es característica la lira distintiva de Band, que se inserta en ochavas formadas en las cuatro esquinas externas de ambos cuerpos (aunque existen fotografías de antiguos bandoneones originales, que no tienen estas ochavas). 

Instrumentos del TangoEl bandoneón tiene un sonido muy amplio, puro y de gran prolongación; al tiempo que la disposición de sus botones permite un gran lucimiento de virtuosismo en sus instrumentistas. El uso del fuelle habilita tanto obtener toques largos como sumamente cortados, adecuados para marcar el compás del tango, así como emitir los sonidos quejumbrosos que en el tango se atribuyen a este instrumento; por lo cual está esencialmente asociado a esta forma musical, que es en la cual se sigue empleándolo predominantemente. 

Esa estrecha identificación del bandoneón con el tango, ha llevado a que haya sido tomado como tema central en numerosos tangos, cuyas letras reflejan casi una personificación del instrumento; entre los más importantes de los cuales puede mencionarse “Fueye”, “Bandoneón arrabalero”, “Alma de bandoneón”, “Ché bandoneón”, “Son cosas del bandoneón”. 

Tal vez el tango instrumental del bandoneón mas destacable sea “Quejas del Bandoneón”, de Juan de Dios Filiberto.

Técnicamente el bandoneón tiene importantes dificultades para su dominio por el ejecutante, con una gama tonal similar al cémbalo. Concebido originariamente para ejecutar música sacra y por su extraordinaria compatibilidad tonal con los instrumentos de cuerdas, especialmente el violín, el bandoneón permite ejecutar una gran variedad de estilos musicales; al punto de que existen algunas obras especialmente compuestas bajo forma de conciertos de estructura clásica, para bandoneón y orquesta sinfónica. Instrumentos del Tango

Se considera que el mayor desarrollo en la aplicación del bandoneón fue alcanzado por el argentino Alejandro Barletta y su alumno el uruguayo Marino Rivero, el que realizó transcripciones para bandoneón de obras de Bach, Frescobaldi y otros autores del período Barroco. Astor Piazzola, reconocido como uno de los mejores bandeonistas y que vivió 17 años en los Estados Unidos, ejecutó el instrumento en grabaciones de jazz con las orquestas de Gerry Mulligan y Gary Burton. 

Es interesante consignar que la mayor parte de los bandoneones que llevan la marca “AA” son anteriores a los finales de la década de 1930; por cuanto su fabricación quedó interrumpida primero por la II Guerra Mundial y luego por la inclusión de la fábrica en el sector de Alemania Oriental. La fabricación fue reiniciada en Alemania, pero por falta de demanda cesó en 1956. 

Los bandoneones clásicos que se conservan en buen estado, a menudo cuidadosamente restaurados, alcanzan por tal motivo un elevado valor; teniendo una importante demanda desde Japón, donde existe gran interés en el tango. 

En años recientes, debido a la renovada demanda de estos instrumentos, se ha intentado su fabricación en la Argentina, aunque hay que tener en cuenta que siendo las lengüetas la verdadera “alma del bandoneón”, no ha resultado fácil reproducirlas en iguales condiciones a las originales; y que la inversión requerida no resulta viable si no se alcanza a fabricar y vender un importante número de unidades durante varios años.

Entre los más eximios ejecutantes del bandoneón en el tango, debe mencionarse a Eduardo Arolas, Vicente Greco, Aníbal Troilo, Armando Pontier y Astor Piazzola.

 

Separador de Tangos

La Orquesta Típica

La denominación de Orquesta Típica se asigna a una formación musical especialmente estructurada para ejecutar el Tango.Instrumentos del Tango

La orquesta típica surgió en el año 1910, cuando Vicente Greco reunió su bandoneón en un cuarteto, con el violín de Francisco Canaro el piano de Prudencio Aragón, y la flauta de Vicente Pecci, como conjunto instrumental del Tango, sustituyendo a la guitarra, hasta entonces empleada especialmente para marcar el ritmo en la ejecución del Tango, en la que llamó “Orquesta Típica Criolla”.

 
La orquesta típica se integra con un mínimo indispensable de instrumentos, compuesto de un piano, y por lo general más de un bandoneón, y un violín, conformando por lo menos un quinteto.

Las Orquestas Típicas más numerosas, principalmente las que se emplearon en la década de 1940, contaban con varios bandoneones, hasta 4 y aún 5, e igual número de violines; a los que se agregaban flautas, contrabajo, y en algunos casos clarinete, vibráfono, y excepcionalmente algún otro instrumento. 

De todos modos, en todos los casos el núcleo instrumental de la orquesta típica está conformado por el piano, los bandoneones y los violines.

Separador de Tangos



Para dejar comentarios haz Clic enviar correoArticulo SiguienteVolver al InicioArticulo Anterior

© WebMaster: www.CardosoInformatica.com - OscarJulioNqn